Consejos para tener un negocio seguro frente al coronavirus

18 febrero, 2022
Consejos para tener un negocio seguro frente al coronavirus

Todo el mundo quiere evitar contagiarse de Covid-19. Pero para conseguirlo hay que extremar las medidas de higiene y desinfección tanto en la vida diaria como en el trabajo. Es por ello que si tienes un negocio debes ofrecer diferentes medidas de higiene para garantizar un entorno de trabajo lo más seguro para tus empleados, pero también un espacio que cuida a sus clientes.

De esta manera, en este artículo hemos reunido algunos consejos que permiten tener un negocio lo más seguro posible frente al coronavirus. Por supuesto, estas medidas o consejos no garantizan que no se produzcan infecciones ni contagios, pero reducen considerablemente las posibilidades.

  • Coloca dispensadores de gel

Es fundamental colocar dispensadores o botes de gel hidroalcohólico en el establecimiento para garantizar la seguridad. Los debes situar en lugares de gran afluencia o contacto como puede ser junto a la puerta de entrada o al lado de la caja. Ya que muchas personas tienen que tocar la puerta, introducir su pin en el datafono o recibir el cambio de las manos del dependiente. Por lo que tras el contacto podrán desinfectar sus manos para reducir las posibilidades de contagio.

Eso sí, no vale sólo con colocar dispensadores de gel. Hay que rellenarlos de manera constante. Porque no hay peor sensación que intentar echarse gel de un dispensador y que no caiga ni una gota.

  • Desinfecta cada cierto tiempo

También es importante que cada cierto tiempo se desinfecte el local. Por ejemplo, se pueden limpiar superficies de contacto como puede ser la puerta, las vitrinas o los baños, en caso de haberlos.

Por supuesto, las acciones de desinfección deben variar en función del tipo de negocio. Por ejemplo, si tienes una tienda de ropa no sólo debes desinfectar los puntos que hemos señalado anteriormente. También deberías limpiar los probadores y desinfectar las prendas de ropa que se han probado los clientes pero que no han comprado. Mientras que si ponemos el caso de que tienes una cafetería siempre debes limpiar bien las mesas y sillas cada vez que se va un cliente o desinfectar la barra.

  • Pon una alfombra desinfectante en la entrada

Otra idea para reducir las posibilidades de contagio es poniendo una alfombra desinfectante en la entrada del negocio. “Las alfombras permiten la desinfección de la suela de los zapatos y así evitar una posible contaminación dentro del establecimiento. Primero se pasa por la parte de desinfección donde se debe pulverizar un producto químico desinfectante para eliminar todo tipo de virus y bacterias de la suela de los zapatos. Y a continuación está la parte de secado donde se debe secar la suela  para no ensuciar el suelo de desinfectante”, explican desde Chiwawap.com, tienda online de productos de limpieza, higiene y desinfección.

  • Pon mamparas en la caja

Una manera de proteger a tus trabajadores es instalando mamparas protectoras junto a la caja registradora. Así se reduce la posibilidad de contagio con los clientes al tener una medida de protección cada vez que se cobra a un cliente.

Además, estas mamparas son bastante económicas y la instalación es muy sencilla. Incluso hay algunos modelos que se pueden colocar en minutos siguiendo unas sencillas instrucciones.

  • Ofrece mascarillas a tus empleados

También para proteger a tus trabajadores es interesante que les ofrezcas mascarillas. Muchas empresas han apostado por esta medida porque garantiza mayor protección por diferentes motivos.

El principal es que si no se ofrecen mascarillas a los empleados cada trabajador acude al trabajo con la mascarilla que quiere. Eso hace que unos utilicen mascarillas higiénicas y otros con FFP2. Mientras que si todos cuentan con el mismo tipo de mascarilla hay menores posibilidades de contagio y nadie cuenta con mayor protección que otros.

También porque si los trabajadores se tienen que costear las mascarillas puede que no se las cambien. Es decir, las mascarillas higiénicas tienen una duración de 4 horas. Por lo que en una jornada completa un trabajador debería emplear dos mascarillas diferentes. Pero eso no suele ser así, la gente suele aguantar lo máximo posible con la misma mascarilla. Y como consecuencia reduce su efectividad. Así que si tú como empresario ofreces a ese empleado dos mascarillas para su jornada laboral seguro que las utiliza.

Es por estas razones que ofrecer mascarillas gratuitas a los empleados reduce las posibilidades de contagio en la plantilla. Haciendo un entorno mucho más seguro. Y las mascarillas hoy en día tienen un precio muy bajo, especialmente si se compran al por mayor. Por lo que esta medida no supone un importante desembolso de dinero.

Deja una respuesta