Nuevas cocinas para nuevos tiempos de coronavirus

26 octubre, 2021
Nuevas cocinas para nuevos tiempos de coronavirus

Nadie tiene la menor duda de que la pandemia ha ocasionado un impacto brutal a una serie muy grande de negocios. Y tampoco se suele dudar de que es el sector de la hostelería el que más problemas ha padecido las peores consecuencias de las restricciones ocasionadas por el coronavirus. Primero, durante los meses de marzo y abril del año pasado, estos negocios se vieron obligados a cerrar, como otros muchos. Y segundo, ha sufrido varios reveses ocasionados por la limitación del número de personas en interiores, la necesidad de mantener una distancia de seguridad o la imposición del toque de queda.

A causa de todo lo que os hemos venido comentando, muchos pequeños negocios relacionados con la hostelería han pasado por el peor momento de sus vidas. Llevamos un año y medio con la pandemia a cuestas y no ha habido ni un solo día que haya podido ser considerado como normal para los negocios de hostelería. Esto, por desgracia, ha provocado que se resientan los beneficios y que hayamos tenido que pasar por una situación económica muy pero que muy delicada. Tanto que, como seguro que ya sabéis, ha habido una buena nómina de bares o restaurantes que han tenido que echar el cierre para siempre.

Una noticia publicada en la página web del diario La Vanguardia indicaba que la recuperación tras el coronavirus iba a ser gradual y que solo el sector alimentario iba a recuperar, a finales de 2020, los números que había antes de la pandemia. El sector de la hostelería es uno de los últimos que se va a recuperar y que, por ende, peores guarismos va a obtener mientras no hayamos derrotado del todo al coronavirus. La responsabilidad de la ciudadanía a la hora de evitar la expansión de las sucesivas olas, por tanto, tiene un papel crucial para el mantenimiento de la actividad hostelera.

Sí que es verdad que, en lo que respecta a este 2021, las cosas van bastante mejor casi en todos los sentidos. Una información vertida en la web de El Economista aseguraba que la hostelería se había recuperado y que, para este verano, el sector habría recuperado un 80% del negocio perdido. Se trata de un dato esperanzador, que se está convirtiendo en una realidad y que, desde luego, es una de las grandes alegrías que nos hemos llevado en este año también difícil.

Son muchos los negocios ligados a la hostelería que, como consecuencia de las restricciones ocasionadas por la pandemia, no han obtenido esos beneficios que quizá esperaban en el último año y medio. Y son muchos los emprendedores que se encuentran a cargo de esos negocios que han decidido, en algún momento desde la llegada de la pandemia, aprovechar la situación para hacer alguna reforma o incorporar algunas novedades en su establecimiento para modernizarlo y hacerlo más potente de cara a la vuelta de la normalidad absoluta. Los profesionales de Mayfriho nos han comentado que el cambio estrella ha sido el que ha tenido que ver con la incorporación de nuevas cocinas. Y las empresas encargadas de proporcionar estos servicios se han apresurado a prestar dicha ayuda con rapidez.

Una mejora que va a reportar alegrías

La potenciación de los locales en los que se sitúan los negocios de hostelería va a ser una de las claves por las cuales este sector va a resurgir más pronto que tarde. Esta potenciación, a fin de cuentas, tiene una repercusión sobre el servicio que se presta en el local y la verdad es que termina siendo ese el motivo por el que se pueden conseguir nuevos clientes y por el que se puede fidelizar a los que ya tenemos. No cabe la menor duda de que estos son los objetivos que persiguen los hosteleros al aportar mejoras a su negocio.

Es evidente que todo lo que os hemos venido comentando va a ser sinónimo de alegrías tanto para cada hostelero en particular como para el sector en general. La hostelería necesita un empujón y la mejor manera de hacerlo posible es haber ido introduciendo mejoras como de las que hemos venido hablando mientras las restricciones han hecho complicado el trabajo. La verdad es que hacer esos cambios ha sido la mejor manera de aprovechar el tiempo en momentos en los que la paralización de la actividad habitual ha sido la constante.

Estamos seguros de que un sector como la hostelería va a recuperar todo el terreno perdido en el último año y medio y que vamos a encontrar la manera, por tanto, de dejar de lado todas esas dificultades a las que hemos sido sometidos por culpa de la pandemia. Y lo vamos a conseguir más pronto que tarde, eso os lo podemos asegurar. Vamos a seguir siendo un país de bares y restaurantes. Nadie puede cambiar eso.

Deja una respuesta