Los pros y los contras de comprar repuestos de segunda mano

7 octubre, 2021
Los pros y los contras de comprar repuestos de segunda mano

El mantenimiento rutinario es para los coches y camiones lo que las comidas son para el cuerpo humano. Y es que para que un vehículo funcione correctamente, debe ser revisado regularmente, limpiarlo y reemplazar las piezas que estén defectuosas y desgastadas.

En el caso de que tengas que reemplazar alguna pieza, la sustitución puede hacerse con un repuesto nuevo o incluso con uno usado. En el mejor de lo casos, se pueden sustituir las piezas antes de que se desgasten si se pretende reemplazar todas al mismo tiempo con piezas de repuesto de calidad.

Así, la opción de hacer la sustitución con repuestos de segunda mano siempre ha sido un tema debate pues los usuarios se debaten entre sus beneficios y sus riesgos. Por eso en este artículo intentaremos evaluar esta decisión y arrojar alguna luz sobre el tema.

Ventajas de comprar repuestos usados

Hemos consultado al Taller Multimarca Autos Babel para que nos comenten los beneficios de los repuestos de segunda mano:

  • El precio es más económico

Una pieza de coche usado cuesta mucho menos que una nueva, pudiendo encontrarlas hasta un 40% más baratas que una pieza nueva.

  • Es más fácil encontrar la pieza adecuada

A menudo sucede que las piezas de los coches se retiran de la estantería, especialmente si es el caso de un coche antiguo. Entonces, si tienes un coche usado, y decides buscarle un repuesto de segunda mano, no será tan difícil   encontrar la pieza correcta que necesitas.

Los coches necesitan piezas que funcionen con su fabricante específico, por lo que si quieres una pieza nueva, sólo tienes una fuente de suministro del fabricante. Mientras que, si compras en el mercado de segunda mano, tienes muchas más opciones.

  • Es más conveniente

A veces, si necesitas algo de fuera del fabricante, está en la tienda, o esperar a que el fabricante pida la pieza, lo que hace que el día en el que por fin logres reparar tu coche se vea cada vez más lejano.

Por el contrario, si buscas entre la abundancia de piezas usadas, encontrarás rápidamente lo que estás buscando. No tienes que esperar mucho tiempo hasta que la pieza esté disponible. Recibirás la pieza en el menor tiempo posible y podrás preparar tu coche al momento.

  • Puedes encontrar piezas de muy buena calidad

Dependiendo de la pieza que se necesite reemplazar, no es difícil encontrar una buena y de confianza.

Eso sí, si decides comprar a través de un reciclador de coches, asegúrate de que hagan pruebas exhaustivas de sus partes. Si manejan bien sus partes, las prueban y las reacondicionan apropiadamente, es probable que luego ofrezcan un producto de buena calidad.

Desventajas de la compra de piezas de automóviles usadas

Como todo, hay riesgos que deberás tomar en cuenta si te decantas por esta opción. Estos son:

  • La fiabilidad está en duda

Cuando compras un coche usado o un repuesto de segunda mano es imposible que no dudes de su fiabilidad y es que no tienes como saber la historia completa del producto. Podría haber estado en uso durante muchos años y haber recorrido muchos kilómetros. Por esto, los artículos usados muchas veces suelen tener una vida mucho más corta que una pieza nueva.

  • Debes tener cuidado con lo que eliges

Sí es verdad que tienes muchas piezas para elegir cuando compras un coche usado, pero debes tener cuidado porque no todas ellas serán iguales en términos de precio o calidad.

Si tienes más opciones, tienes más posibilidades de encontrar una pieza que no encaje perfectamente en tu coche.

  • Enfrentando más problemas

Si selecciones una pieza de calidad inferior, esto lo único que te traerá son más problemas de adaptación y fabricación, lo cual llevará, a futuro, a problemas generales muchos más graves.

  • No hay garantía

Prácticamente todas las piezas nuevas del coche tienen garantía en el momento de la compra, por lo que estarán protegidas incluso si la pieza falla por tu culpa.

Por el contrario, las piezas usadas suelen tener una garantía limitada o no. Si terminas con una pieza que no dura mucho tiempo, que se estropea o se termina rompiendo,  no tendrás nada que te proteja.

¿Qué dice la ley sobre los repuestos de segunda mano?

Hay ciertas leyes que regulan la venta de los repuestos de segunda mano, en pro de proteger al usuario. Aquí, algunas que debes saber:

“Solo los CATv podrán vender recambios usados que provengan de vehículos dados de baja definitiva”

De acuerdo a la normativa “solo los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATv) están acreditados para descontaminar los vehículos y extraer piezas o componentes de automóviles que previamente hayan causado baja definitiva en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT).”

Incluso, estos centros, también llamados desguaces, tendrán que entregar a un gestor de residuos autorizado cualquier material procedente de la descontaminación que requiera un determinado tratamiento y los restos de chatarra a una empresa de fragmentación o fragmentadora, donde se gestionarán de manera previa a las etapas de reciclado y valorización energética. De esta forma, se garantizará que aquellos vehículos que hayan alcanzado el final de su vida útil sean correctamente gestionados en cada una de las etapas de descontaminación, preparación para la reutilización de componentes desde el CATv, fragmentación, posfragmentación, reciclaje y valorización.

Finalmente, en todo este proceso, aquellos repuestos que no pasan la verificación y que, por tanto, no pueden seguir desempeñando la función para la cual fueron diseñados, se desechan.

Por lo tanto, si quieres acceder a piezas de segunda mano que hayan sido obtenidas de acuerdo a la ley y que tengan garantía de funcionalidad, ya sabes a donde acudir.

“Se prohíbe la venta de recambios de coche entre particulares”

Una nueva ley prohíbe la venta de recambios de coche entre particulares  siempre y cuando éstos no provengan de un centro autorizado de tratamiento de residuos (CAT), lo que todos conocemos por «desguace».

De esta forma, esta ley tiene como finalidad el evitar que se trafique con recambios de coches y de este modo perseguir:

  • El robo de piezas de recambio que en los últimos años se ha disparado mucho debido al elevado precio de los recambios y la demanda que hay de los mismos en el mercado.
  • Los vertidos incontrolados.  Mucha gente desguaza su coche, vende las piezas y entrega el esqueleto en un desguace (CAT). Al mismo tiempo, se producen vertidos de elementos muy contaminantes como el gas de los circuitos de aire acondicionado, el líquido de frenos, el anticongelante o el aceite, así como el plástico de los cristales laminados y similares.
  • El mercado negro. Este no es más que una economía sumergida que escapa a los controles fiscales y que al gobierno y actores implicados (talleres, desguaces y vendedores de recambios, principalmente) les interesa atajar.

En este respecto, según la ley en su ámbito de aplicación y otra legislación aplicable:

Este real decreto se aplica a los vehículos al final de su vida útil, incluidos los componentes y materiales que formen parte de ellos en el momento de convertirse en residuos.

 

Es decir, la norma afecta a aquellas piezas que retiremos de un coche que vaya a ser dado de baja definitiva para su tratamiento en un desguace.

Por lo tanto, es ilegal que vendas las viejas llantas de tu coche, sus faros, el radiador… en definitiva, salvo que estés acreditado como un CAT te expones a una multa si vendes piezas usadas de coches, motos, camiones…

Dicha práctica había sido relativamente frecuente antes que saliera esta ley, la cual establece muy claramente que, desde su puesta en marcha el 20 de enero de 2017, los vehículos que se entreguen en los CAT deben llegar completos. Si faltan piezas, el CAT debe comunicar este hecho a las autoridades de la Comuniad Autónoma, con un listado de las piezas que faltan y los datos de quien ha realizado la entrega del coche al desguace.

En consecuencia, esta nueva normativa que entra en vigor para adaptarse a la legislación europea supone una limitante para muchos particulares que ahora tendrán que entregar en un CAT estas piezas o quedárselas, y no podrán sacarle provecho monetario como estaban acostumbrados.

Por otro lado, también es una muy mala noticia para los aficionados a los coches clásicos, que en muchos casos sólo pueden acceder a recambios para sus vehículos a través de los anuncios en internet, webs de subastas o aplicaciones móviles donde se ponen a la venta estos artículos que no se pueden conseguir a través de los cauces ordinarios.

En conclusión, aunque las intenciones son buenas, como de costumbre, en el fondo pagarán más los justos que los pecadores. Y es que incluso, aunque hay desguaces donde sí se siguen los procedimientos apropiados para evitar vertidos de CFC a la atmósfera, aceites, etc.; muchos de ellos tienen menos cuidado incluso que los particulares, por no hablar de que fiscalmente tampoco es que sean un ejemplo de transparencia.

 

Deja una respuesta