¿Necesito un abogado para mi empresa?

12 julio, 2019
¿Necesito un abogado para mi empresa?

Toda empresa, con independencia del sector en el que se encuentra, necesita tener un abogado que sea su asesor en materiales legal para poder gestionar y solucionar todas las problemáticas en materia jurídica que se desarrollan en su actividad, tanto en las relaciones con sus empleados como con la clientela y demás proveedores. RS Abogados, con sus años de desarrollo profesional ha visto como muchas empresas se han beneficiado más de lo que pensaban por contar con un abogado para su negocio. Siempre es bueno tener asesoría profesional para temas en los que no se tienen conocimientos.

¿Qué beneficios tiene un abogado de empresa?

Al comienzo de la aventura empresarial

Cuando se constituye una empresa aparecen no pocas dudas. Existen decisiones fundamentales que deben tomarse y una serie de valoraciones que deben tenerse en cuenta. Para ello la mejor idea es buscar el asesoramiento en lo profesional que nos puede dar un abogado.

El abogado te orientará sobre las diferentes formas jurídicas existente para que se constituya la organización para que la que elijamos sea la mejor que se adapte a las posibles exigencias de cada negocio y sus circunstancias encargándose además de redactar los estatutos y solicitar las autorizaciones o concesiones administrativas para que se pueda desarrollar la actividad.

Posibles eventualidades en el desarrollo de la empresa

El trabajo de este profesional no finaliza al ponerse en marcha la empresa, pues debe acompañarla en la gerencia y su gestión durante toda la vida de la misma. En muchas ocasiones va a ser fundamental este asesoramiento para que la empresa siga adelante.

Hay que saber que el campo en el que actúa un abogado en la empresa llega a abarcar, tanto el asesoramiento de carácter preventivo, como el poder evitar determinadas situaciones que puedan poner en peligro el correcto funcionamiento de la misma.

Los abogados de empresa en los ámbitos donde se desarrolla el derecho civil

El abogado resulta fundamental en la gestión empresarial en el ámbito del derecho civil y en situaciones como pueden ser la de la gestión de facturas impagadas de forma extrajudicial y ante los tribunales y juzgados, en el caso de que la reclamación previa no tuviese éxito.

Igualmente, tendrá un importante papel en la redacción de los contratos con los clientes y proveedores, donde asegurará las mejores condiciones, donde velará por los intereses de la empresa, incluyendo determinadas cláusulas que nos beneficiarán y detectando otras que pudiesen perjudicarles.

En el caso de que seas de los que piensan que solo las empresas que hacen estas actividades relacionadas con el mundo de las Nuevas Tecnologías tienen que cumplir las obligaciones que impone la Ley de Protección de Datos, hay que recordar que dicha ley tienen que cumplirlas todas las personas físicas o jurídicas que tengan datos de carácter personal de las personas físicas.

El control de los datos personales de los clientes y proveedores mejorará con los consejos de tipo legal de tu asesor, pues te orientará sobre la posible legislación aplicable que debe cumplirse con la protección de los datos, donde atenderá a la confidencialidad de los mismos, todo ello conforme a la Ley, evitando de esta forma las posibles sanciones derivadas de su incumplimiento.

El abogado de empresa en el campo del derecho laboral

Algo también muy interesante e intrínseco a la propia naturaleza en el campo de las relaciones internas que se producen en un negocio que tenga empleados a su cargo, es siempre tener el asesoramiento jurídico de un abogado desde el punto de vista laboral, desde el comienzo de la relación, a lo largo de la misma y hasta que se extingue, dando consejos sobre la clase de contrato que más puede beneficiarnos, de los intereses de la empresa y sobre las posibles formas y efectos jurídico que tiene la extinción de la relación profesional donde se protegen los intereses y derechos de la empresa.

El consejo de un buen abogado puede llegar a solucionar cualquier clase de conflicto, duda o problema que puede surgir sobre los expedientes regulatorios, auditorías, calificaciones de despido, inspecciones laborales o de negociación colectiva.

Obligaciones a la hora de prevenir los riesgos laborales y de reducir el absentismo laboral en la empresa.

Por lo tanto, como hemos visto, el papel de un abogado cuando comienza un proyecto de empresa es importante, pero también jugará un papel importante y determinante para el buen funcionamiento durante toda la vida de la empresa, pues tendrá un servicio de asesoramiento profesional experto en materia legal de muchos ámbitos supervisando y respaldando las decisiones que puedan tomarse en la organización.

Deja un comentario