Transporte de mercancías: una necesidad para garantizar el B2B

4 septiembre, 2019
Transporte de mercancías: una necesidad para garantizar el B2B

Uno de los servicios que se realizan entre empresas de manera más habitual es el que tiene que ver con el transporte de mercancías, que es desde luego el servicio business to business por excelencia. Este es, además, uno de los termómetros de nuestra economía porque permite valorar el trabajo y la producción de una buena cantidad de empresas pertenecientes a sectores de producción que nada tienen que ver unos con otros. Desde luego, es evidente que el transporte es una tarea fundamental a día de hoy y lo va a seguir siendo durante muchos años más.

El volumen de mercancías está creciendo de una manera realmente importante en los últimos años después de unos años en los que la crisis económica ha protagonizado uno de los mayores retrocesos de nuestra historia. Desde luego, no cabe la menor duda de que en el año 2008 empezó una de las etapas más duras de nuestras vidas y que, por suerte, hemos conseguido superar después de muchos esfuerzos y muchos malos momentos. Ahora estamos en una etapa en la que es conveniente que disfrutemos de los datos que estamos siendo capaces de registrar.

Los datos concretos del sector del transporte constituyen el principal argumento para garantizar lo anterior. Un artículo que fue publicado en el portal web Cadena de Suministro informaba de que el volumen de mercancías transportadas había crecido un 4’65% durante el año 2018, lo cual es una prueba fehaciente y real de que el trabajo de las empresas está creciendo y de que, por tanto, más gente es necesaria en un buen manojo de sectores. Además, y para completar lo que venimos comentando, el volumen de mercancías transportadas ha crecido tanto dentro de nuestras fronteras como más allá de ellas.

Otro artículo de la misma página web comentaba que las mercancías transportadas por carretera (dejando de lado las que se transportan por ferrocarril, barco o avión) habían crecido un 6% en lo que respectaba al tercer trimestre del año 2018. Y es que se habían movido casi 370 millones de toneladas en todo este tiempo. No cabe la menor duda de que ha sido vital este asunto para tratar de darle un mayor movimiento a todos y cada uno de los sectores de producción de la economía española.

Uno de los servicios que más suelen solicitar las empresas, con independencia del sector de producción al que se dediquen, es el del transporte de alguna de sus mercancías. Algunas entidades, las más grandes, apuestan por disponer de su propia flota de vehículos. Otras, sin embargo, tienen que apostar por externalizar esos servicios en otras empresas. Los profesionales de Grupo Caliche, una entidad especializada en el transporte terrestre de mercancías, aseguran que la importancia que las pequeñas empresas le atribuyen al transporte ha crecido de un modo exponencial en los últimos años.

El comercio electrónico ha fomentado el uso del transporte de mercancías

Una de las claves por las cuales ha crecido de una manera más que importante el uso del transporte de mercancías es el repentino crecimiento de una cuestión como la es el comercio electrónico. Desde luego, ahora el volumen de gente que compra por Internet es mucho mayor que el de hace apenas unos años. Y eso implica nuevas necesidades logísticas. Necesidades que implican un transporte mucho más eficiente, más rápido y también más seguro.

Pero es cierto que no solo es el transporte lo que es necesario. También es fundamental apostar por unas instalaciones logísticas que nos permitan, al mismo tiempo, almacenar una enorme cantidad y variedad de productos y entregar esos productos en una cantidad de tiempo lo más reducida posible. Ese es el motivo por el que grandes empresas están montando plataformas logísticas en las afueras de una ciudad como Madrid (concretamente en la zona de La Sagra o en la del Henares). Están disponibles amplios espacios y la capital del reino se encuentra a menos de media hora. Desde luego, es una apuesta más que segura.

Lo más importante de todo es que tiene pinta de que el transporte va a seguir jugando un papel de lo más importante de cara a los próximos años. Son muy pocas las personas que dudan de ello en los tiempos que corren. Y menos lo van a ser a medida que vaya pasando el tiempo. Y es que desplazar mercancías de un lado a otro es una de las cuestiones que son básicas en lo que respecta a la actividad económica de un país. Sin eso, sería completamente imposible que la eficiencia formara parte del día a día de las entidades españolas.

 

 

Deja un comentario