Invierte en el embalaje, y ahorrarás

16 julio, 2018
Invierte en el embalaje, y ahorrarás

La mercancía rota, estropeada o deforme. Un mal embalaje, puede echar al traste, todo el trabajo de producción, además de afectar de manera significativa, a la imagen de la empresa en cuestión. Ya que un cliente insatisfecho, es un clienta perdido. No conviene, pues, escatimar en el embalaje. Ten en cuenta, que además de proteger el producto, el embalaje, es lo primero que el cliente ve. Así que, cuídalo. Preocúpate por este tema. Consigue el mejor. En Bv Pack, puedes encontrar un buen material, y a muy buen precio. Aquí, venden maquinaria y materiales de embalaje, que ofrecen alternativas eficaces para optimizar tiempos y garantizar que los envíos lleguen a tiempo a su destino, y en perfectas condiciones. Cuentan con el uso de los mejores servicios técnicos del sector, asistencia técnica, repuestos de todas las marcas, y profesionales con más de 20 años de experiencia.

Errores típicos en el embalaje

  1. El primer error, y el más común, es el de usar cajas demasiado grandes para empaquetar un producto pequeño. Esto, lo que provoca en el cliente, es la impresión de, o bien falta de atención al detalle, desidia o falta de recursos. Deberían tener cajas diferentes en función del tamaño de los productos, piensa. Así que, ya lo sabes, objeto pequeño en caja pequeña, y grande en grande. Es un poco cutre lo de meter una miniatura en una súper caja. Además, comprar más variedad, no significa mayor gasto. Las cajas pequeñas son más baratas.
  2. La falta de relleno, deja espacios libres en la caja, y como consecuencia, el producto, podría sufrir algún tipo de desperfecto. Al final, por tacaño, tendrás que enfrentarte a las devoluciones, cosa que desde luego, además de perjudicar a tu imagen, te supondrá un gasto adicional.
  3. Lo mismo ocurre, si te pasas con el relleno. Además de gastar pasta, puede que lo único que consigas el cabrear al cliente, que tiene que buscar entre un sinfín de relleno, su ansiado producto. Muchas veces, esto ocurre por usar una caja demasiado grande para el artículo a enviar. Volvemos a lo mismo: emplea cajas de diferentes dimensiones. No tardarás en ver el ahorro.
  4. El film, es otro elemento fundamental, ya que asegura la carga y protege la mercancía durante el transporte y almacenaje. Ni se te ocurra cortarte con el film, o te saldrá caro.
  5. Las superficies frágiles, no deben embalarse directamente con papel de burbujas. Previamente, se protegerán con film, a fin de evitar que el artículo se ralle.
  6. Si te excedes con el uso de la cinta adhesiva. Cubrir toda la caja con ella, no asegura más el producto, solo consigue que desperdicies un montón de cinta para nada. Además, la imagen de una caja forrada con cinta adhesiva, no es precisamente la más atractiva.
  7. No seas cutre, usa cajas nuevas cada vez. Reciclar está bien, pero hazlo de otra forma. Además de dar mala impresión al cliente, puede poner en riesgo la mercancía transportada, ya que una vez usadas, la caja se vuelve mucho más frágil. Las cajas usadas tienen infinidad de usos. Busca en la web, en función de tus necesidades, habrá una solución perfecta para reutilizarlas. Cartonajes Mimo, es una empresa dedicada al diseño y la fabricación de cajas de cartón para embalajes y accesorios de cartón ondulado, que cuenta con una gama de cajas de alta calidad para productos de alto valor, desarrolladas  a medida por un equipo de diseño técnico y elaboradas con los máximos estándares de calidad. Todas sus cajas de están fabricadas con la más alta calidad concebida a través de sus sistemas de gestión homologados. Y es que si el empaquetado no es de calidad, puede echar a perder todo el producto.
  8. Es total y absolutamente imprescindible, etiquetar la carga frágil o no volcable, de forma que la persona encargada de su transporte y almacenaje, extreme las medidas de precaución a la hora de hacerlo, y evitar así, que se rompa o estropee la mercancía.
  9. Los documentos, jamás deben presentarse en medio del embalaje, todos arrugados. Lo que debemos hacer, es introducirlos en bolsas especiales para guardar documentos para protegerlos. Enviar una factura de compra hecha un churro, perjudica la imagen de la empresa. No me seas gañán. Así mismo, se utilizará el sobre adecuado para cada documento. No se te vaya a ocurrir, meter un papel enorme, súper doblado y redoblado, en un mini sobre. Queda fatal, y el tipo tendrá que vérselas y deseárselas para sacarlo.

Deja un comentario