La magia de Internet

31 octubre, 2017
La magia de Internet

Para aquellos que han nacido a partir de los años dos mil, Internet es algo tan básico como el acceso a la red eléctrica. Es raro el bar o restaurante que no dispone de Internet, e incluso las calles se adaptan a los peatones que prestan más atención a la pantalla que a por dónde van. Internet se ha convertido en un servicio imprescindible hoy en día.

Internet ha supuesto un gran avance en muchos campos, pero esto tiene desventajas. Por ejemplo, cada día estamos más enganchados a nuestros dispositivos móviles, porque estar conectado te permite ve qué es lo que hacen los demás. Pero hemos perdido la esencia de estar perdido sin saber dónde estás. Salir un día sin el móvil significa que cuando llegues a casa te encontrarás con una gran cantidad de mensajes, y eso estresa mucho.

Para las nuevas generaciones cuya adicción se materializa en forma de onda, es difícil explicarles que hasta hace no mucho el Wifi era una tecnología que no se utilizaba en casa. Con la llegada del ADSL se empezó a aumentar la velocidad de Internet, porque anteriormente podías pasarte horas cargando la previsualización de las fotos.

Internet parece algo inmaterial, no se sabe dónde se almacena ni cómo llega a nosotros, pero lo utilizamos con mucha facilidad. Simplemente con encender el ordenador, Tablet o smartphone y poner una contraseña, tenemos acceso a la biblioteca de conocimiento más grande del mundo, Internet. Pero la realidad es que hay una gran estructura bajo nuestros pies para que tengamos Internet en casa o en la oficina. Hoy vamos a ver como llega el Internet a nuestras casas.

El camino de Internet

Internet es complejo, y de hecho su invención no fue a propósto, sino que se descubrió accidentalmente cuando se buscaba una manera de comunicarse entre oficinas del ejército de los Estados Unidos. Cuando de verdad empezó a desarrollarse, la vida de muchas personas cambió.

Y no fue hasta los años setenta cuando apareció la electrónica de consumo, cuando los consumidores normales y corrientes pudieron disfrutar de Internet, que a pesar de que no estaba tan desarrollado como ahora, tenía muchos usos y funciones que por el momento eran futuristas.

El recorrido de Internet desde la central de la compañía que provee Internet hasta tu router no es muy complejo. Pues en cada zona las operadoras disponen de centrales que están conectadas a una central telefónica más grande. Las operadoras se conectan entre sí, llegando a los centros neutros de interconexión.

Estos centros enlazan a las grandes redes que llevan cables por debajo de los océanos, y hay varios a lo largo de toda la península Ibérica, como en Cádiz, Lisboa, Valencia, Barcelona o Bilbao. En estos centros de interconexión las empresas se conectan a través de líneas individuales, y enganchan sus servidores y almacenes de datos desde dónde se redistribuye el tráfico.

Parece muy complejo, pero en realidad no lo es tanto como si que la empresa proveedora un buen servicio. La empresa Wificom es una empresa orientada a dar servicio a grandes grupos de clientes con un sistema pionero que ha revolucionado el mercado de internet, y dispone de una estructura organizativa que mira hacia el futuro unida por valores como la innovación, la constancia, el trabajo en equipo y el compromiso con sus clientes.

En conclusión, hemos visto como llega el Internet a nuestras casas, y eso es algo que poca gente sabe.

Deja un comentario