Los clubes deportivos necesitan las mejores instalaciones

12 enero, 2017
Los clubes deportivos necesitan las mejores instalaciones

El deporte, nos guste o no, se ha convertido en la actualidad en un negocio. Y no en un negocio cualquiera, sino en uno de los más rentables y prometedores de cuantos hay. Muchos clubes deportivos actúan como auténticas empresas. Mejor dicho, son empresas. No solo buscan logros deportivos, sino también rentabilidad económica, una imagen reputada y una estrategia de marketing que les permita captar nuevos clientes, en su caso, socios y abonados.

De entre todos los deportes, es en el fútbol donde más se ha instalado esta visión empresarial. El deporte rey es el que, con diferencia, más dinero mueve en todo el mundo. Es todo un fenómeno social, que llega a todo el mundo y que tiene cabida en todos los periódicos e informativos de televisión. Una auténtica fiebre que todavía tiene un futuro impresionante.

Los clubes de fútbol tienen muy arraigada esa visión empresarial de la que hablo. Formo parte de la Junta Directiva de un equipo que actualmente compite en Segunda División. Además de competir por tener un equipo dentro de la Liga de Fútbol Profesional, nuestro objetivo es formar a una importante cantidad de chavales para garantizar el futuro de la entidad y conseguir esa pulcra imagen de club que cuida la cantera. Esta ha sido una de nuestras estrategias para conseguir el cariño y el respeto de la gente.

Pero cuidar de esa cantera implica muchas cosas, entre ellas un gasto importante. Lo primero que tenemos que conseguir es una ciudad deportiva que cuente con terrenos de juego en los que nuestros futbolistas se puedan entrenar en las mejores condiciones posibles, reduciendo al mínimo los riesgos de lesión y los de abrasión. Que ellos se encuentren cómodos es una condición indispensable para que se conviertan en excelentes profesionales y puedan servir de gran ayuda al club para cuando consigan formar parte de la primera plantilla.

Por eso, desde nuestro club ponemos todo lo que haga falta para conseguir instalaciones de primera calidad. De cara a la temporada que comenzó el pasado mes de agosto, instalamos un nuevo campo de césped artificial. Nos hacía muchísima falta un nuevo terreno de juego, puesto que contamos con una inmensa cantidad de equipos entre categorías juveniles, cadetes, infantiles y benjamines.

Pero no queríamos cualquier terreno de juego. Necesitábamos uno con un césped artificial que resultara cómodo para los chavales y que redujera el número de lesiones, que había sido muy alto durante la temporada anterior. Nos informamos pormenorizadamente acerca de empresas que nos pudieran suministrar un producto como el que nos interesaba y vimos en Niberma, esta empresa de resinas para suelos, construcción de pistas de pádel y demás productos para instalaciones deportivas, la solución ideal para nuestros problemas.

Un combate efectivo contra la plaga de lesiones

Contactamos con esa entidad antes del verano y les hablamos de nuestro proyecto. Nos respondieron asegurándonos que, si comenzaban a trabajar de manera inmediata, tendrían listo el terreno de juego para cuando comenzaran los chavales a entrenar en el mes de agosto. Al constatar que las tarifas eran muy bajas y que el nuevo campo no supondría ningún desembolso importante de dinero, les dimos luz verde y comenzaron a trabajar.

Efectivamente, desde Niberma cumplieron los plazos previstos y, antes de que comenzaran los partidos oficiales en el mes de agosto ya teníamos perfectamente construido nuestro nuevo campo en la ciudad deportiva. Nos aseguraron que la hierba sintética, construida con fibras de polietileno y con relleno de arena de sílice, era apropiada para evitar daños entre los jugadores.

Llevamos cuatro meses y medio de competición y la verdad es que los resultados son increíbles. Hemos conseguido reducir en un 60% el número de lesiones entre nuestros muchachos durante entrenamientos y partidos, y como consecuencia de ello los resultados deportivos son mejores. La gran actuación de todos nuestros equipos ha llamado la atención de una prensa que se ha volcado con nosotros y que está haciendo que nuestra imagen, nuestra empresa al fin y al cabo, se vea revalorizada. Y esto se traduce en rentabilidad y en prosperidad para un club que apuesta por lo mejor para sus canteranos.

Deja un comentario