Los envases monodosis son los reyes de la industria alimentaria

25 agosto, 2021
Los envases monodosis son los reyes de la industria alimentaria

Los envases monodosis como nos comentan los profesionales del sector de envasadosproductossalud.com son los reyes de la industria alimentaria y eso es algo innegable, tienen unas serie de importantes ventajas frente a otros packs más comunes. El crecimiento y su gran evolución en estos últimos años, han hecho que este tipo de embalaje sea de los formatos que ostentan el liderazgo en la industria de la alimentación y de la cosmética.

Formatos y usos de envases monodosis

Las empresas que realizan envases a terceros lo que hacen es trabajar con distintos formatos de envases monodosis, caso del aumento del uso del sachet, flow pack y stick pack. Hablaremos ahora de ellos:

Sachet

Es una bolsa hermética que es de tipo descartable de tamaño reducido. Una vez que se abre, es necesario que se utilice lo más brevemente posible. Así puede llegar a tener producto en un estado sólido, líquido, polvo o en toallita, por ejemplo.

El formato cuenta con diversas posibilidades:

  • Sobre normal

Un formato que es el más simple, pues con un sobre hay una sola dosis. Todo ello da unas formas que son originales y prácticas a la hora de vender los productos.

  • Sobre doble

Son unos sobres simples que están unidos y que al ampliarse la superficie, lo que hace posible es que haya una mayor comunicación e información que se muestra al posible comprador.

  • Sobre folleto

Es un modelo que lo que hace es partir del sobre doble, salvo que uno de los sobres no tenga producto y pase a estar en un folleto publicitario con información sobre el mismo.

  • Sobre con toallita

Un formato que es el idóneo para que se produzca el envasado de los líquidos. Cuenta con una toallita interior que puede ser de diferentes materiales, características y capacidad para absorber.

  • Los sobres con formas trolqueladas

Son sachets que tienen idéntica forma o diseño que el tradicional packaging original o que tienen alguna forma que lo que hace es representar la marca del producto en cuestión.

Flow pack

Con él es posible un sellado inviolable.

Bolsa sellada con una triple consulta

Tiene forma de almohada, con la cual es posible garantizar calidad o seguridad de los producto, así como una terminación ideal y un sellado inviolable. Esto es ideal para poder envasar productos sólidos en unos estándares que tienen diferentes dimensiones o que son semis sólidos.

Los materiales que se usan para hacer estos flow pack son de polipropileno biorientado que lo que hace es ayudar a que se alargue la vida del producto por las importantes barreras que proporciona este film.

Es posible que sea transparente, perlado o metalizado. Estamos ante varias opciones para que se pueda ver la imagen del producto, algo que unido al tipo de impresión hace que se puedan elaborar multitud de diseños.

Stick pack: el formato monodosis de mayor sostenibilidad

Tiene una forma tubular y alargada que es sencilla de abrir y que tiene una dosificación de lo más precisa. Su formato es de envase flexible, el cual es limpio y aséptico. Puede contener el producto en estado líquido, granulado, en crema o en polvo.

La utilización de este tipo de packaging es de mayor sostenibilidad, pues lo que hace es usar menor cantidad de material si se compara sobre el cuadrado plano. De igual forma, lo que hace es reducir el volumen y hacer posible grandes producciones con mantenimiento reducido. De igual forma, lo que hace es ofertar un diseño de lo más moderno, simple y compacto.

Grandes ventajas de los envases de monodosis

Este tipo de envases lo que hacen es ofrecer importantes ventajas, no solo para el establecimiento, también para los consumidores finales.

Lo que hacen es garantizar que el producto que se consume está en un estado ideal cuando se usa y que no se ha manipulado antes de consumirse, siendo mucho más higiénico.

Son toda una garantía de que el producto que se va a consumir estará en estado ideal en el momento en que se use. Además también da garantías de que no se ha manipulado antes de que se consuma.

Debemos destacar la gran labor a la hora de preservar la calidad, el sabor y la gran frescura que tiene el producto por el envasado en dosis única, donde se conservan todas sus propiedades.

Existe un gran confort que permite disfrutar del producto en un envase de gran ligereza y que tiene la cantidad adecuada ideal para ser consumida. Este formato permite un gran ahorro y el producto en cuestión no se va a desperdiciar.

El lugar que ocupa esta clase de envases es reducido, por lo que podemos llevarlo a cualquier sitio.

Deja una respuesta