Consejos para una boda muy original

23 abril, 2021
Consejos para una boda muy original

Dicen que es el día más bonito de la vida. Para algunos y algunas seguro que sí, para otros no tanto. Lo que está claro es que el día de tu boda siempre es algo para recordar. Es cierto que en los últimos años esto de los enlaces matrimoniales ha cambiado mucho. Ahora la intención de cada pareja es hacer la boda más original que se pueda. La intención es que todos los invitados salgan felices y lo recuerden para siempre.

Pues bien, un consejo que está muy claro es que al final los invitados recuerdan la boda en la que mejor se lo pasaron y donde mejor comieron. Si la novia iba con el vestido más caro y bonito del mundo, solo quedará en la memoria por un momento. Quedará en la memoria de la novia, y de la persona que lo haya pagado, pero nunca en la de los invitados. Por eso, te vamos a dar una serie de consejos para poder hacer la boda más original que hayas celebrado nunca.  Ya sabes que si no sale bien a la segunda, siempre puedes tener una segunda oportunidad.

Una invitación con mayúsculas

Toda boda empieza con un “que me caso y estás invitado”. Puede ser así de frío o bien preparar algo original. Estas son algunas de las ideas. Por ejemplo, ahora que está tan de moda lo de mandar imágenes y vídeos por WhatsApp se puede hacer un vídeo muy chulo. No me refiero a mandar una foto cutre donde hayamos puesto “nos casamos” con el Paint. Doy fe de que algunas parejas lo han hecho. Yo me refiero a un vídeo original, con imágenes de todos los amigos, de vacaciones, de fiestas juntos donde finalmente les des la gran noticia. Seguro que les dejas con la boca abierta.

Una ceremonia divertida

Todos hemos estado presentes en bodas y la palabra que más se dice es “buff, y hay que ir a la ceremonia”. Por supuesto nuestra apuesta por hacerlo de una manera civil. Si se quiere hacer por la iglesia lo mejor es hacerlo en privado. Pero si quieres una ceremonia original lo tienes que hacer en una finca o en el propio restaurante. El discurso que siempre da el curo lo podemos cambiar por un monólogo divertido. También se puede meter alguna actuación musical y por supuesto, un vídeo que deje a los invitados con una gran sonrisa.

La comida

Otro de los momentos más recordados en las bodas es la comida. Todo el mundo dice eso de “qué bien comí en aquella boda”. Vale, pues vamos a ser originales. Os vamos a dar algunas ideas. Por ejemplo poner comida de otros países. Qué rico un buen sushi para comenzar la boda. Puedes hacer una degustación de algo o incluso poner platos al estilo de los grandes cocineros de estrella michelín. Eso sí, luego ponles los clásicos corderos, lechazos o mariscos, eso nunca puede faltar. Y por supuesto, lo mismo con las bebidas. Unos originales cócteles siempre vienen muy bien. Y por supuesto, no te olvides de juegos de bebida si hay mucha juventud. Ya sabes que a los invitados se les conquista por el estómago.

Una fiesta de 10

Y por supuesto, donde más original hay que ser es en la fiesta de celebración. Vale, si quieres hacer el vals de bienvenida hazlo. Pero luego, deja paso a la imaginación. No queremos el típico Paquito Chocolatero (aunque lo respetamos), lo que queremos es canciones que haga partícipe a todos los invitados. Te tienes que acordar de los más mayores y ponerles canciones de su época, o por ejemplo del pueblo. Y claro, si tienes amigos de Universidad o de la infancia, pues poner canciones de esa época. Ah, y si eres futbolero, no te olvides del himno de tu equipo. No te olvides de carteles de neón donde pongas frases típicas de la pareja o que hagan recordar a los invitados en la página Oh My Neon puedes encontrar diferentes modelos. Por ejemplo, alabanzas a la virgen del pueblo o frases que marcaron una época como las que decía Chiquito de la Calzada. También se pueden contratar a grupos que hacen tributos a clásicos. Estuve en una que hicieron de U2 y fue de lo más chulo que he visto.

Estas son algunas de las ideas que te damos para celebrar una boda muy original, donde todo el mundo salga contento y con ganas de volver a otra boda. Y es que las bodas ya no son lo que eran antes. Afortunadamente.

 

Deja una respuesta