¿Por qué debemos contratar un seguro para nuestra empresa?

4 marzo, 2021
¿Por qué debemos contratar un seguro para nuestra empresa?

Dirigir una empresa es una tarea de gran magnitud ya que debes controlar muchos aspectos de la misma para saber tomar las mejores decisiones empresariales. Uno de los aspectos fundamentales que tienen que tener las empresas siempre en cuenta que es la contratación de pólizas de seguros que irán en función de su actividad económica y circunstancias personales.

En relación a este punto, no solo es importante entender la importancia de contratar un seguro para tu empresa y las consecuencias de no tenerlo, sino que también entiendas bien para qué sirve el mismo.

Además, debes saber que tipo de seguro contratar de acuerdo a tus necesidades. Por ejemplo, en muchas ocasiones hay seguros que son obligatorios para una determinada persona en caso que tenga una determinada característica o estado; pero en cambio, en otras ocasiones son facultativos, es decir, que la persona física o jurídica es la encargada de contratar dicha póliza para cubrir posibles daños en caso que ocurran siniestros.

Seguros para empresas

Los seguros para empresas suelen ser un tema muy complejo que conlleva muchas variables internas que precisan ser examinadas antes de tomar una resolución.

La elección de una u otra póliza dependerá de las necesidades particulares de cada empresa. De ahí, que la mejor recomendación es que, además de informarse muy bien sobre el tema, antes de contratar una póliza, debes consultar tus opciones no sólo con un agente o corredor de seguros; sino con un asesor jurídico.

Aquí cabe acotar que no todas las asesorías fiscales y laborales realizan este tipo de consultas y; en muchas ocasiones si deseas consejos jurídicos tendrás que contratar los servicios de un abogado para tal fin.

¿Por qué es importante contratar un seguro para tu empresa?

El equipo de abogados especializados en trámites y reclamaciones a seguros de Bufete Albanés y Asociados enfatizan que la contratación de una buena póliza puede salvar la vida de un negocio en caso de siniestro y; que en caso que dicha póliza no cumpla con las condiciones necesarias –por ejemplo por cuestiones de Infraseguro y Sobreseguro– la póliza que hemos contratado realmente no sirve para nada.

No obstante, existe más de una razón para contratar un seguro para nuestra empresa, entre estas podemos resaltar:

  1. En muchos negocios, la contratación de diferentes tipos de seguros para empresas viene obligada por ley. Por ejemplo, el caso de los seguros colectivos por convenio laboral y los seguros de responsabilidad civil, los cuales contratamos no sólo es para cubrirnos ante un posible siniestro; sino también porque la Autoridad permitente puede sancionarnos por carecer de dicho seguro.
  2. Los seguros nos permiten garantizar la vida y supervivencia de nuestra empresa en caso de siniestro. Y es que, aunque podamos pensar que dichos acontecimientos nunca van a ocurrir en nuestro negocio, muchas veces si suceden.
  3. En caso de siniestro, pagaremos menos o nos exoneramos completamente del daño causado. Y es queen muchas ocasiones este daño alcanza cifras muy importantes que difícilmente vas a poder alcanzar sin estar asegurados por la póliza.
  4. Podemos asegurar todo tipo de elementos empresariales, sea mercancías, personas, responsabilidades… Podemos hacerlo con todos los bienes del negocio o solo elegir hacerlo con aquellos que tengan más posibilidades de tener un siniestro. Así, otra razón para contratar estos servicios es la flexibilidad que brindan las compañías de seguros.
  5. Por otro lado, muchas pólizas contienen defensa jurídica ante los siniestros que estamos asegurando. De este modo, contaremos con un abogado y procurador en el caso necesario.
  6. Asimismo, las actividades empresariales pueden derivar en responsabilidades con consecuencias más o menos graves dependiendo de que generen demandas civiles o incluso penales. Por esto, si dispones de una póliza que garantice los distintos riesgos de una empresa, dormirás más tranquilo.

En conclusión, aunque contratar un seguro para empresas representa un gasto para la misma, normalmente es deducible a cara de impuestos, y gracias a esa deducibilidad, realmente el gasto que supone para la empresa o autónomo, se aminora.

De ahí que cualquiera que esté pensando en comenzar un nuevo negocio o bien adquirir un negocio existente, debería invertir el tiempo preciso para investigar los modelos de seguro que van a precisar para ese modelo de negocio e invertir lo necesario en contratar el más idóneo según sus necesidades.

¿Qué seguros debemos contratar las empresas?

Como ya hemos dicho anteriormente, esa pregunta no puede contestarse de forma generalizada, sino que dependerá de las circunstancias personales, económicas y tipo de actividad de cada empresa.

La clave realmente está en cerciorarse de que el negocio está cubierto para aquellas incidencias que tienen más probabilidades de suceder de acuerdo a su naturaleza; para que en caso de siniestro la empresa cuente con la protección necesaria ante ese acontecimiento en particular.

Por ejemplo, para determinadas empresas el Seguro de Responsabilidad Civil será un factor clave dentro de su funcionamiento; mientras que para otras será más preciso un buen seguro de ciberseguridad, si se trata, por ejemplo, de una tienda electrónica de software específico, como en el caso de un negocio que vende aplicaciones para gestionar documentos para las oficinas.

Otros necesitarán contratar un seguro de multirriesgoque cubrirá todos los elementos esenciales de la actividad económica empresarial.

¿Qué tipos de seguros existen para las empresas?

Otra herramienta de la que te puedes servir para contratar el seguro más adecuado es conocer las diferentes pólizas que existen, sus ventajas y desventajas, de forma que puedas ver cual se ajusta más a ti. Las dos más contratadas son:

Seguro Multirriesgo para empresas

Algunas compañías brindan la posibilidad de contratar un Seguro Multirriesgo para determinadas actividades económicas, por ejemplo para Promotores de Obras.

Desde el momento en el que la actividad laboral se realiza en oficinas, locales o naves transitados por una mayor o menor público, incluyendo clientes, proveedores, trabajadores, etc., la empresa debe contratar un seguro multirriesgo de empresas.

Estos ofrecen diferentes posibilidades en coberturas por daños al continente o parte edificaday; además, se adaptan a las necesidades particulares de cada  empresa.

Existen compañías de Seguro que además de este tipo de pólizas, comercializan otras especializadas en un sector determinado. Por ejemplo, algunas empresas ofrecen pólizas multirriesgo especializadas en promotores de obras con las siguientes coberturas básicas que requiere su negocio:

  • Los daños causados por incendio, rayo y explosión o sobre bienes temporalmente desplazados;
  • Protección frente al inventario o equipos de la compañía;
  • Los gastos derivados de vigilancia, reconstrucción (por ejemplo de jardines);
  • Los gastos de honorarios profesionales, permisos y licencias;
  • La extensión de garantías;
  • Los daños en instalaciones y aparatos eléctricos;
  • La responsabilidad civil Inmobiliaria;
  • Asistencia 24 horas en caso de siniestros…

Por tanto, este tipo de seguros de empresa puede ser contratado para cubrir casi todos los aspectos del negocio, cual sea que sea la naturaleza del mismo.

De todas formas, muchas veces es complementado con otro tipo de seguros, ya que los seguros multirriesgos se ocupan de cubrir los siniestros más básicos de un negocio y si queremos algo más especializados necesitamos pólizas más específicas.

Por otro lado, en caso que seas autónomo y tu centro de trabajo sea una vivienda, lo que deberás hacer será realizar un seguro de hogar, que carece de ciertas coberturas respecto a las ofertadas por el seguro multirriesgo de empresas y para el que, en consecuencia, necesitarás una cobertura más especializada.

Seguro de Responsabilidad Civil

Uno de los seguros más conocidos para empresas, autónomos  y profesionales es el seguro de Responsabilidad civil.

Para muchos profesionales la contratación de dicha póliza es obligatoria, como en el caso de los abogados, procuradores, graduados sociales, y arquitectos, en cambio, otros sectores pese a ser casi idénticos, como sucede con los asesores fiscales y laborales, esta si no es de obligado cumplimiento. No obstante, aunque no sea obligatorio, no deja de ser una adquisición aconsejable.

Por ejemplo, esta póliza nos sirve en caso que seamos un asesor fiscal y laboral y un día cometemos un error aritmético que a un cliente le ocasiona 300.000 € de sanción, interés etc. y como es de esperarse, nos demanda por daños y perjuicios. La póliza en cuestión nos ayudaría a hacer frente a la cuantía de la demanda, para la que de otra forma no tendríamos ninguna manera de afrontar. De ahí la importancia de contratar este tipo de seguros y: también la importancia de asegurar las cuotas aseguradas para no cometer un infra seguro que realmente no nos cubra los riesgos que tenemos en el negocio.

Dentro de la categoría de seguros de responsabilidad civil podemos encontrar los seguros generales, pero también otros específicos dirigidos a un determinado colectivo:

  • Profesional: para asegurar una determinada profesión
  • Medioambiental;
  • Altos cargos y directivos, la cual se trata de una Póliza de Responsabilidad Civil especializada para administradores de una sociedad, para directores de empresas, altos cargos, etc.
  • Autónomos;
  • Agropecuarios;
  • Responsabilidad Civil de Productos y mercancías que garantizan las indemnizaciones por errores en la fabricación, entrega, y estado de productos defectuosos, o en malas condiciones
  • Responsabilidad Civil de la Patronal, que sirve parca  a cubrir contingencias derivadas de las relaciones entre las empresas y sus plantillas.

Deja una respuesta