España es un país que apuesta fuerte por las franquicias

4 octubre, 2017
España es un país que apuesta fuerte por las franquicias

Ahora que el país empieza a salir de la crisis llega el momento de empezar a pensar en qué invertir el dinero, ya que los bancos no dan casi intereses, y el dinero parado no genera intereses. Una opción que casa vez es más frecuente es desarrollar un negocio basado en el modelo de negocio de la franquicia.

El modelo de negocio de franquicia se basa en el traspaso de un activo intangible de conocimiento (know-how), el uso de una marca comercial, así como de asesoramiento a un franquiciado, a cambio de unos royalties y porcentaje de los beneficios. El franquiciado es aquel que paga los royalties y los porcentajes de los beneficios, y el franquiciante el que cede el uso de lo anteriormente dicho.

Pues bien, en España el negocio de la franquicia es bastante común, ya que las posibilidades de éxito son mucho mayores que si se crea un negocio desde cero. De hecho, existe un perfil claro y conciso de aquel que invierte en el modelo de negocio de la franquicia, a continuación, lo comentamos.

Son los hombres de entre treinta y cuarenta y cinco años, con formación universitaria, y que emprenden por primera vez, los que suelen acudir a la franquicia. El género masculino predomina sobre el masculino hasta los cincuenta años a la hora de invertir en franquicia, edad en la que empieza a disminuir esta predominancia.

Destaca que la mayoría de las personas que deciden acudir a la franquicia poseen un título universitario, en concreto el 64,1%. Aquellos que emprenden prefieren hacerlo en solitario, y rechazan la idea de asociarse, aunque al final muchos acaban haciéndolo para ser apoyados en la gestión del negocio.

El éxito de las franquicias españolas en el extranjero

España está teniendo éxito a la hora de exportar franquicias a otros países. Según un informe de la Asociación Española de Franquiciadores, España tiene 21.730 establecimientos en mercados exteriores, siendo los países donde más establecimientos se encuentran Portugal, México, Andorra o Francia.

Parece que el motivo principal es por la cercanía territorial y por las semejanzas culturales, gastronómicas y tradicionales. Realmente, Portugal es el país en el que existen más franquicias españolas, llegando a existir 200 marcas. Le sigue México con 97 marcas, Andorra con 90 y Francia con 77 marcas.

El triunfo de la franquicia en el extranjero se basa en el concepto de negocio, que es muy atractivo en el exterior. Y también hay que tener en cuenta que las marcas necesitan una gran preparación para aventurase a abrir establecimientos en el extranjero, ya que las particularidades en cada país son diferentes.

Una franquicia que está teniendo éxito es El Moli Pan y Café, una franquicia de panaderías y cafeterías que quiere marcar la diferencia ofreciendo la mejor calidad en todos sus productos. Esta empresa ha conseguido el premio al emprendedor por parte de la Cámara de Comercio de Alicante, lo que hace de esta franquicia una gran candidata a expandirse por aquellos lugares donde todavía no dispone de establecimientos.

En conclusión, hemos visto el perfil de las personas que invierten en franquicias, y también como estas se expanden con cierta facilidad en el extranjero.

Deja un comentario