Consejo: Siempre contratar vigilancia

9 enero, 2017
Consejo: Siempre contratar vigilancia

Lamentablemente no vivimos en un país utópico, donde si alguien se ha dejado la puerta de su empresa o de su casa abierta, le avisan. Aquí pasa al contrario. El que te avisará será un agente de la policía para decirte que te has quedado sin nada en apenas un minuto. Por eso, la mejor recomendación que puedo hacer tanto para una empresa que está comenzado o para una comunidad de vecinos, es contratar el servicio de vigilancia.

No es por ser negativo, pero los datos ahí están. En los últimos años los robos han crecido de manera exponencial. ¿Qué hacer? Pues solo te queda una cosa contratar servicios de conserjería y control de accesos a comunidades de vecinos, edificios de oficinas, empresas, urbanizaciones, garajes, polígonos industriales y centros comerciales que puedan controlar todo. Un buen ejemplo es el de Grupo SMC, una empresa de limpieza en Getafe con servicios de conserjería a edificios de oficinas en Madrid.

Por ejemplo a es un gran invento para las comunidades de vecinos. Se contrata la figura de un conserje para proteger las instalaciones y proporcionar a los vecinos y visitas, un servicio de atención personalizado. Tienen  un equipo de conserjes y controladores que reciben la formación necesaria para las funciones habituales de conserjería y control de accesos. Es que a veces paseas por un centro de comercial y lo primero que piensas al ver a un vigilante de seguridad, “como éste me tenga que defender, estoy apañado”.

¿Qué puede hacer un conserje? Pues seguro que nunca te has parado a pensar que puede hacer un montón de cosas.

  •     Está claro que la atención de visitas, haciendo una primera criba de gente sospechosa. Con su correspondiente  control de entradas en las instalaciones.
  •    La recepción de paquetería, anotación de avisos y gestión de correspondencia.
  •   No faltará una ronda de mantenimiento preventivo o control. Es decir, revisar elementos del alumbrado y sustitución de los mismos, ajuste de cerraduras estropeadas, detección de humedades y arreglo de desperfectos.
  • La supervisión de otros servicios contratados e información de incidencias a la administración o a la junta de gobierno.
  • Existe la opción que el conserje se encargue también de la limpieza sin la necesidad de tener que contratar un servicio externo, que eso supone un reducción de gastos.
  • Por supuesto, informar a los representantes de la comunidad de cualquier situación que afecte al buen funcionamiento de la misma. Labor y atención a los propietarios y posibles problemas que puedan surgir.
  • Además, coordinará la recogida de basuras de acuerdo con las necesidades de la comunidad.
  •    Hará una verificación de las instalaciones, la monitorización de cámaras de circuito cerrado y el  acompañamiento y orientación a visitantes. ¿Qué te parece?

En mi opinión creo que es una gran idea para que los vecinos se sientan más seguros o incluso los trabajadores de una empresa. Ya conozco a más de un negocio que ha tenido que cerrar por culpa de los cacos, o incluso de bloques de vecinos con piscinas o juegos para los niños que han tenido que impedir que los más pequeños jueguen por miedo. Con la figura de un vigilante todo el mundo va a salir ganando.

Deja un comentario