Los detalles marcan la diferencia

20 mayo, 2016

Bares donde sirven gin tonics hay muchos. Solo hay que echar un vistazo a tu barrio para comprobarlo. Por eso, como todo en la vida, solo los que tienen detalles saben marcar la diferencia. Y es que estoy acostumbrado a acudir a bares donde te sirven las bebidas en el primer vaso que encuentren. Les da lo mismo que hayas pedido un vermut, que una ginebra que una caña, venga todo al mismo saco. Pues yo lo tengo muy claro, si no saben servir, no merecen mi dinero.

Por eso recomiendo a los profesionales de la hostelería que se lean este artículo, para que puedan aprender dónde va cada cosa. Si quieres servir la bebida de moda, es decir el gin tonic, no hay duda, necesitas una copa giona. Esta marca de cristalería profesional Giona Premium Glass, crea una gama de productos basados en un buen diseño, calidad y resistencia. En seguida notas cuando estás bebiendo en una copa así. Y es que hasta el combinado te sabe mejor. Una visita por su web y encontrarás estos productos.

Estas copas y vasos han sido elaborados con cristal de máxima dureza y transparencia mediante una tecnología de fabricación muy exigente, dando lugar a copas de gin tonic, combinados, copas de cóctel y vasos whisky de apreciable elegancia y aptos para uso profesional.

Una de las cosas que más me gustan de este mundo es ir al bar en verano, pedirme una jarra bien fría de cerveza y ver el fútbol. Ya me estoy viendo este mes de junio con la Eurocopa. Ahora bien, mi mundo se viene abajo si esa jarra se convierte en cualquier tipo de vaso. Las condiciones ideales, y espero que esto lo lean las camareras, son las siguientes:  La cerveza se ha de servir en un recipiente frío pero nunca congelado, ya que esto no favorece la creación de espuma ni su apreciación visual. Además, se recomienda utilizar un cristal transparente y fino, para que se pueda apreciar el color y resulte más agradable su entrada en boca.  Es preferible que el recipiente sea una copa o jarra para poder agarrarlo por el pie o asa (según el caso) y no calentar así la bebida con la mano.  En cuanto a la temperatura, se recomienda servir a unos 5º si es rubia o a 10º si se trata de una cerveza negra.

El vino y el cava

En cuanto al vino, siempre deberá servirse en copa. Eso sí tiene que contar con las curvas adecuadas, ya que de ello dependerá que el vino sepa mejor o peor. El fondo redondeado ayuda a airear el vino y a dejar oler correctamente su aroma. Su parte superior debe finalizar en forma cónica, hacia el interior, para no dejar escapar la esencia.

Terminamos este artículo brindando con una copa de champán o cava. Pero para hacerlo bien, se tiene que hacer en copas altas con forma de flauta, la razón de su altura es para ayudar a preservar el carbono del champagne y como parte estética deja ver sus burbujas. Se debe enfriar el vaso antes de su uso.

Así pues, como puedes comprobar, bares hay muchos, pero lugares profesionales donde sepan estas cuestiones, muy pocos.