Un traductor jurado para tu negocio

15 abril, 2016

Quizás nunca te hayas parado a pensarlo, pero llegará el momento en el que necesitarás en tu empresa un traductor jurado. Y si no es así, será síntoma de que no estás haciendo bien las cosas y que no tienes vistas de abrir mercado. Así que si un día tienes que ponerte en contacto con la web Traductor Jurado, piensa que vas por el buen camino.

¿En qué te puede ayudar? Pues en muchas cosas, pero vayamos por partes. En estos momentos hay muchos organismos y trámites oficiales que requieren una Traducción Oficial Jurada. Estamos hablando por ejemplo de certificados de estudios, pasaportes, permisos de trabajo, libros de familia, escrituras de empresas, contratos, actas notariales, resoluciones judiciales, patentes…la lista es interminable. Por eso no viene mal tener siempre a mano el número o la web de un traductor jurado oficial.

Ahora por la crisis, son muchas las empresas han abierto sus negocios al extranjero. En España han comprobado que esa es la mejor manera de combatir la pérdida de clientes. Pero claro, como es lógico, habrá que hacer papeleos y presentar escritos oficiales. Y hay que tener cuidado porque la traducción de escrituras notariales es un asunto delicado, ya que hay que ser preciso con todos los datos tanto personales como empresariales, ya que un error podría suponer el rechazo de la documentación y, consecuentemente, la paralización en el proceso de la expansión de su empresa. Por eso, recomiendo que si por ejemplo tienes pensado expandirte a un mercado en tanto auge como el árabe, contactes con un traductor jurado árabe, más que nada porque su escritura puede ser un auténtico caos.

Los traductores jurados son una profesión más que necesaria. Y más ahora que el Estado quiere asegurarse de que un documento extranjero es traducido de manera fiel y exacta, evitando fraudes o errores, por lo que limita a los Traductores Oficiales Jurados la capacidad de sellar una traducción como Jurada. Así puedes contar con todas las garantías. Consulta aquí todos los homologados.

Ahora una vez que conoces más la figura, crees que vas a necesitarlo. Está claro que si lo necesitas será porque las cosas van a mejor y quieres reinventarte. Eso sí, piensa que como en todas las cosas en la vida, hay mucho pirata suelto, por ahí, así que pide certificados originales.

Cómo trabaja

Intenta contactar como empresas que trabajen siempre con un presupuesto para que sepas cuánto te va a costar tu traducción, y que en todo momento tengas todo claro antes de encargar la traducción, sin sorpresas de última hora. Hay que valorar exactamente qué hay que traducir y si necesitan ver el texto o documento del que partir no lo dudes en pasárselo.

Yo tampoco conocía la importancia de un traductor jurado hasta que comprobé como se me escapaba una gran oportunidad en el mercado ruso por no tener al día unos papeles que necesitaba. Dicen que de los errores se aprende, y yo en ese caso lo hice a la primera.