Evita que tus empleados se distraigan en el bar poniendo una fuente de agua en la oficina

22 febrero, 2016

Si tienes una empresa, sabrás mejor que nadie que a veces los empleados se dispersan y en realidad no siempre trabajan de forma efectiva todas las horas por las que se les ha contratado. Nosotros hoy os traemos un pequeño consejo para evitar una de las principales distracciones, que es salir a beber e hidratarse, algo de lo más necesario para cualquier persona, pero que en España puede convertirse en un acto social. En la compañía para la que yo trabajo lo han solucionado poniendo unas fuentes de agua en la propia oficina, que las ha instalado la empresa Agualife.

Y es como os decía, en España es muy común bajarse al bar a tomar algo a media mañana o a comprarse una botella de agua, de forma que hay muchos minutos de trabajo que se pierden, por los que el empresario está pagando a su empleado pero en los que este no está en su puesto. Además, España tiene ese carácter social de su gente, que le gusta la reunión y la charla, por lo que bajar a tomar un café o a desayunar se puede convertir en una reunión prácticamente eterna. Nos gustan tanto los bares en España que es uno de los sectores que más empleo crea entre la población de nuestro país. Después, ya se sabe, viene el cigarrito, el aprovechar para hacer una compra…

Se trata de una mentalidad muy diferente a la que se ve especialmente en otros países de Europa. De hecho, en mi oficina tenemos unos chicos de Reino Unido que se dedican a hacer las traducciones de la página web al inglés y que están acostumbrados a traerse su café o agua en un termo para que conserve la temperatura y también suelen comer de tupper en lugar de bajarse al bar de menú que tenemos cerca de las instalaciones.

Es más, si alguna vez habéis visto programas de esos de ‘Españoles por el mundo’, o andaluces, o gallegos… (porque ya hay todo tipo de cabeceras), habréis podido observar en algún momento que en las oficinas en las que ellos trabajan suele haber cocinas con una nevera grande en la que los empleados guardan la comida que van a comer ese día y también máquinas para adquirir refrescos o snacks. De hecho, yo trabajé en una empresa británica que para que no bajásemos a la calle a comprar este tipo de cosas tenía unas máquinas de vending en las que podías dar al botón sin tener que pagar para que te dispensase el producto, era algo que pagaba la empresa. Así como había la tradición de que los viernes el jefe subiese el desayuno a la oficina para todos, algo que imagino que después pasaría factura a los dueños.

Pues bien, las fuentes de agua ayudarán a cualquier empresario a optimizar el tiempo de sus trabajadores en su puesto, de forma que harán más rentable la compañía al evitar distracciones fuera de la oficina, donde no estén bajo la atenta mirada de sus jefes.