La importancia de tener tu empresa organizada

20 diciembre, 2022
La importancia de tener tu empresa organizada

En estos tiempos más modernos, tenemos más facilidades que nunca para poder hacer todo lo que queramos cuando queramos. Tenemos toda la ayuda necesaria para que nuestro día a día sea liviano, divertido y desestresante… aunque, a veces, debido a los problemas esto no siempre es así.

El riesgo de abrir una empresa

Son muchos los que, debido a lo sucedido con la pandemia del COVID-19, se han pasado al trabajo freelance y por Internet. Otros más atrevidos, han dado el paso de intentar hacerse un hueco en el mundo laboral y han pensado que abrir su propia empresa sería mucho mejor que trabajar vía online.

Eso puede darte muchas tranquilidades y seguridades, como el simple hecho de que, el día de mañana, tus hijos tendrán algo con lo que poder cuidar y alimentar a sus propias familias y con lo que poder salir adelante.

Te invito a que cliques en estas estadísticas del Gobierno, donde podrás ver, con tus propios ojos, el boom que ha experimentado el alta de autónomos en España a lo largo de los últimos años. Es interesante apreciar cómo a partir del 2020, justo tras la pandemia, los autónomos han subido exorbitadamente.

Pero no es oro todo lo que reluce.

Problemas de los autónomos estos días que corren

Y es que, a no ser que te vaya bien el negocio desde el principio, hacerse autónomo te puede dar más problemas que beneficios.

Los autónomos son los emprendedores del futuro en un mundo en el que las oportunidades son más escasas que nunca para las personas que buscan desesperadamente, hoy en día, hacerse un hueco en el mundo laboral.

Darse de alta es sencillo -tan solo debes rellenar papeleo, pagar las tasas, registrarte en la seguridad social y encargarte de pagar lo que se te exige mensualmente-, pero no lo es tanto mantener las cosas en su sitio para asegurarte de que todo funcione correctamente en tu empresa.

De hecho, los nuevos -y no tan nuevos- autónomos sufren, cada vez, de más estrés laboral por amplios y diversos motivos.

  • No ganar lo suficiente como para pagar todas las deudas cada mes. Y es que muchos empresarios ya sienten que tienen bastantes dificultades en intentar conseguir clientes -¡y mantenerlos!-, como para exigirle un nivel de responsabilidad de pagar ese dineral al mes. Cuando un empresario se arriesga a abrir un negocio, lo hace sabiendo que, al principio, será complicado. Va a ser difícil buscar clientes, mantenerlos y pagar todo lo que debe pagar. Porque es que, encima de tener las dificultades de conseguir y pagar los materiales, los gastos de producción y encargarte de la promoción, has de echarte en las espadas las preocupaciones económicas típicas de los autónomos, a todos nos daría un patatús. Y, por supuesto, no olvides que hay que pagar a los trabajadores, si los tienes, y a los proveedores. ¡Son muchas cosas!
  • ¿Vida laboral o familia? Porque, teniéndose que encargar de tantas obligaciones -laborales, fiscales, de los trabajadores…-, encontrar un hueco para poder pasar tiempo con la familia y los amigos se convierte en una verdadera odisea. Por eso, otro de los factores que más estresan a los autónomos es, precisamente, cómo compaginar su nuevo medio económico de vida con su verdadera vida sin perder la cabeza por el camino. ¡Un gran reto, no hay duda!
  • Sin duda, el bienestar de su familia. Porque, cuando una persona vive sola, es muy difícil que decida arriesgarse abriendo un nuevo negocio. Se dedica a lo que salga y se acabó. Pero ¿y si tienes pareja? ¿Hijos? Entonces la cosa cambia, porque la responsabilidad de sacarlos adelante resuena con mucha, muchísima más fuerza dentro de ti. Y es que todos queremos que nuestra familia tenga no solo lo mínimo que se merece para poder sobrevivir, ¡sino algo más para poder tener una vida buena sin preocupaciones económicas! Por ello, este es otro de los grandes factores que hacen que los autónomos se coman las uñas.
  • Eres autónomo… y hoy te has despertado enfermo. Pues vas a tener un problema muy serio. Porque, si trabajas para otra persona, otro puede cubrir tu puesto. ¿Pero y si eres tú el que manda, el jefe? ¿Quién te cubre a ti? ¿Y si enfermas un día que tienes una entrevista importantísima para fijar un contrato con una persona que va a darte mucho dinero durante unos meses? ¡El horror! Porque ponerse enfermo es una de las cosas que más temen los autónomos porque, ¡sí!, les frena de lleno su actividad laboral. ¡Un desastre!
  • Gestionar el negocio puede ser un verdadero caos. Porque nadie se pone a pensar en la de cosas que debe hacer el que está al frente de un negocio. Yo soy hija de una mujer que ha abierto y llevado adelante una empresa de limpieza, al menos durante unos cuantos años, y soy consciente de lo que cuesta: del papeleo, Hacienda, seguridad social, trabajadores, contabilidad… ¡yo no sería capaz! De hecho, muchos optan, como mi madre, por la opción más cómoda: un asesor laboral que te lleve al día todo cuanto necesitas para que tú no tengas que preocuparte de nada. Pero no muchos pueden permitírselo…

¿Cómo podemos gestionar una empresa sin comernos demasiado la cabeza?

En un mundo donde la tecnología está cada vez más avanzada, no es raro poder encontrar la ayuda que necesitamos a través de ella para hacer nuestra vida más y más fácil. Desde aspiradoras que hacen el trabajo por ti, ¡hasta máquinas impresionantes en las que metes los ingredientes y cocinan por ti!

Pero, ¿y para los autónomos? ¿Qué ayudas pueden obtener?

¡Pues muchas más de las que piensas!

No hablamos de las ayudas del Gobierno para nuevos autónomos, ¡que existen! Hablamos de esas ayudas que pueden mejorar nuestra calidad de vida sin tener que depender de terceros para gestionar nuestra empresa.

Hablamos de ayudas tecnológicas, aplicaciones, como la APP Track People, que nos ayuda a gestionar cosas tan dispares y diversas como los horarios a los que entran o salen los trabajadores, los turnos de todos estos, cuánto se ponen enfermos, cuánto tiempo estarán de baja, ¡cuándo van a reincorporarse de nuevo a su puesto de trabajo! ¡Podrías, incluso, gestionar y registrar los documentos que desees de tus trabajadores!

En estos últimos tiempos, cada vez nos ponen más zancadillas e impedimentos, y, poder vivir tranquilos y sin complicaciones, cada vez es más difícil.

Por eso, si vas a hacerte autónomo, te aconsejamos que revises muy bien los requisitos y responsabilidades, que te cerciores, antes de dar el paso, si de verdad puedes hacer frente a todo lo que has de hacer, y, sobre todo… ¡que te sirvas de este tipo de inventos y ayudas para facilitar tu jornada laboral en el día a día!

Deja una respuesta