Ideas para emprendedores

El mercado laboral español está atravesando por un periodo de escasa actividad creadora y abundante actividad destructora. El resultado se traduce en un alto porcentaje de paro y una masa crítica de ciudadanos que se desespera por encontrar un puesto de trabajo que le permita vivir cada mes y pagar las facturas. Es por esto por lo que cada día cobra más fuerza la palabra ‘emprendimiento’, referida al panorama laboral y empresarial. Una solución para remediar el paro se fundamenta sobre la iniciativa empresarial, es decir, el autoempleo, como un proyecto personal o incluso uno ajeno, como las franquicias.

Entonces se pueden distinguir dos tipos de formas de emprender. La primera consiste en utilizar un modelo de negocio que funcione, sea rentable y, además, se encuentre bajo el paraguas de una marca reconocida. El segundo se fundamenta en un proyecto que establezca un modelo de negocio diferente o bajo una marca propia que se lance al mercado sin tener la certeza de su buen funcionamiento o la acogida que tendrá.

Franquicias rentables

Esta opción es más segura en cuanto al funcionamiento que se puede esperar de un negocio. Es decir, si la franquicia ya funciona en varias ciudades de España, lo más probable es que pueda seguir extendiéndose por todo el territorio nacional y proyectar buenas expectativas económicas. Portales como Top Franquicias nos ayudan a conocer qué negocios pueden ajustarse más a nuestros recursos.

ir al artículo