Cómo actuar ante un traumatismo dental.

3 enero, 2018
Cómo actuar ante un traumatismo dental.

Cualquier persona que sufra un traumatismo y como consecuencia de ello se produzca una fractura dental, un desplazamiento o la pérdida de un diente, debe acudir lo más rápidamente posible a un especialista con el fin de intentar la reconstrucción o la salvación de la pieza dental. Por ello en cualquier lugar donde se encuentre, acudiendo a dentistas Coe, siempre encontrará un profesional dispuesto a solucionar su problema en cualquier provincia española, puesto que dentistas Coe es el círculo de odontólogos y estomatólogos de España,  una alianza profesional que aúna a los mejores profesionales del sector en un mismo directorio para ofrecer la mejor calidad en diagnóstico y servicio en todos los tratamientos con el fin de que cualquier paciente pueda localizar el profesional que necesita en cualquier provincia.

Todas las clínicas que conforman la asociación de dentistas Coe son propiedad de odontólogos colegiados lo cual aporta unos beneficios como seriedad, continuidad y calidad, combinando la capacidad asistencial con la constante formación y capacitación en las tecnologías y técnicas más avanzadas, al mismo tiempo que se garantiza el tratamiento con los mejores productos del mercado pues utilizan materiales de primera calidad adquiridos en las mejores compañías de productos odontológicos y poniendo al alcance de sus pacientes los medios de financiación más ventajosos mediante el uso de la tarjeta de fidelización de Coe.

Según estudios realizados el grupo de personas más expuestas a padecer un traumatismo dental son los niños con edades comprendidas entre los 6 y 12 años por las caídas o golpes producidos en sus actividades como montar en bicicleta, monopatín, columpios, o incluso durante sus prácticas deportivas como choques jugando al fútbol, rugby, balonmano, hípica o deportes de contacto como el taekwondo o las artes marciales mixtas.

¿cómo actuar ante un traumatismo dental?

En primer lugar y ante todo intentar mantener la calma. Dado que la boca es una zona muy irrigada es probable que se produzca un sangrado importante, por lo que se debe intentar limpiar la sangre con suero fisiológico o agua para ver qué zona está afectada, si hay heridas en labios, lengua… y comprimir la zona a fin de detener el sangrado.

  • En caso de pérdida de algún diente. Intentar su búsqueda y sin tocarlo por la raíz lavarlo con suero fisiológico o leche fría y acudir lo más rápidamente posible a un especialista en odontología para intentar su reimplante.
  • En caso de fractura de algún diente. Buscar los fragmentos en la boca del accidentado o en el lugar del accidente, colocándolos en suero fisiológico, agua o leche y acudir rápidamente a un odontólogo.
  • Desplazamiento de alguna pieza dental. Intentar colocar la pieza en su posición inicial y lógicamente acudir al especialista.

Medidas que podemos tomar para prevenir estos traumatismos.

Dado que las personas que practican deportes de contacto o de riesgo tienen un mayor porcentaje de sufrir este tipo de accidentes, se hace necesario la utilización de un protector dental, que no solo protegen las piezas dentales si no que minimiza el daño que un fuerte golpe puede causar en la cara o en las cervicales.

Estos protectores dentales pueden ser de dos tipos:

  • Realizados a medida o personalizado, con lo que su ajuste será perfecto y tendrá una protección inmejorable, si bien su coste es más elevado puesto que se toman medidas de las diferentes zonas de la boca del sujeto para así adaptarlo correctamente a su posición final en la cual deberá encajar con precisión para proteger todas las piezas dentales así como la mandíbula.
  • Estándar. Realizado con un material moldeable, se sumerge en agua hirviendo y se coloca en la boca mordiendo para que tome la forma. Entre sus inconvenientes está que son bastante incómodos y no tienen tanta efectividad. Su coste es más económico.

Deja un comentario